Diferentes estudios han demostrado que la exposición solar y el consumo de tabaco pueden acelerar la alopecia, uno de los problemas más frecuentes de la sociedad.

Sí, el sol y el tabaco pueden acelerar la alopecia. Pese a que puedan parecer dos causas que nada tengan que ver con la pérdida del cabello, estudios recientes así lo confirman.

Y es que está comprobado que los rayos ultravioletas pueden originar alopecia difusa, o lo que es lo mismo, que después del periodo estival un importante número de cabellos pueden caer “de forma sincronizada”, tal y como apuntan los expertos.

Ni que decir tiene que esto también puede ocurrir por situaciones derivadas del estrés, como por ejemplo algunas enfermedades o incluso después del parto.

Haciendo hincapié en el sol, este puede generar alteraciones en el cuero cabelludo como, por ejemplo, fotocarcinogénesis y elastosis solar.

Tabaco y alopecia, mala combinación

También el tabaco causa efectos sobre el pelo, convirtiéndose en responsable del encanecimiento y alopecia entre los hombres.

El estrés oxidativo y problemas en los sistemas antioxidantes generados por el tabaco hacen posible la liberación de citocinas que impiden el crecimiento de los folículos.

Por tanto, ambos contribuyen al envejecimiento acelerado del cuero cabelludo, que tiene que lidiar con el fotoenvejecimiento, el desgaste del folículo piloso, la pérdida de la unidad pigmentaria que da lugar al cabello canoso o la aparición de patologías.

UN INJERTO CAPILAR A TU ALCANCE, SIN RENUNCIAR A NADA

Si quieres conocer cómo se realiza la operación ‘paso a paso’,  o por qué Turquía es la mejor opción para tu trasplante capilar, no dudes en consultar nuestro Blog.

Si quieres más información o no sabes por dónde empezar, no dudes en contactar con nosotros:

Nuestros especialistas te acompañarán en este proceso que bien puede convertirse en tus vacaciones soñadas.

¡No te reconocerás al volver!